Ocelote.org

Informaciones sobre el ocelote

Ocelote.org - Informaciones sobre el ocelote

Hábitat Del Ocelote

El ocelote es un felino terrestre que pasa la mayor parte del tiempo solitario, y por sus hábitos nocturnos, en el día prefiere dormir la siesta sobre las ramas de los árboles, madrigueras que pueden ser su lugar de vivienda permanente o transitorio, a veces construyen una madriguera con ramas y hojas secas que solo utilizarán para dormir una vez y luego deberán construir otra en el mismo sitio o en algún otro sitio más propicio y por su pelaje, el ocelote queda camuflado sobre el color café claro de las hojas secas y así evitará ser atacado durante su descanso, momento en el cual está menos alerta y con mayor vulnerabilidad a los ataques de animales más grandes o incluso del ser humano que lo intenta cazar en ocasiones. Sin embargo, cuando encuentran un buen lugar para hacer una madriguera, pasarán allí la mayor parte del día, estos lugares comúnmente constituyen árboles viejos con agujeros dentro del tronco con el suficiente espacio para almacenar una buena cantidad de ramas y hojas que servirán de abrigo y de escondite para poder habitar en paz, también para poder cuidar a sus crías lejos de amenazas terrestre. Por lo tanto la madre ocelote tratará de buscar el lugar más alto posible pero al mismo tiempo un lugar al cual acceder rápidamente en caso de emergencia.
Imagen de ocelote
Los bosques densos son preferidos por los ocelotes porque significan un buen resguardo del sol en los bosques donde el calor puede ser sofocante debido a la humedad y las presas que también prefieren estos lugares como pequeños roedores, ranas, murciélagos, entre otros. Por su carácter nocturno, estos felinos tienden a optar por estos lugares porque los árboles son buenos lugares para esconderse y realizar una perfecta emboscada sobre los animales que le sirven de alimento, sin embargo también se los ha encontrado sobre áridas llanuras con mediana a poca vegetación o en pampas donde pueden cazar a los roedores que se encuentran en sus madrigueras, esperando a que salgan por las noches. También se lo ha visto en zonas montañosas donde el frío es más acentuado pero aun así logra protegerse dentro de su madriguera en el día y por la noche su pelaje le brinda buen abrigo para poder cazar sin problemas, esto da cuenta de la variabilidad de adaptación que posee el ocelote frente a distintos climas y zonas con vegetación distinta.

Por esta razón el ocelote se encuentra distribuido a  lo largo de América continental llegando incluso a poblar parte del sur de Estados Unidos, aunque en épocas anteriores a la actual era inexistente en estas zonas, lo cual puede tener distintas causas e impactos pues al mismo tiempo que está creciendo su territorio, puede estar siendo desplazado por el ser humano hasta zonas distintas a las habituales debido a la expansión de las zonas habitables para el ser humano y por la caza del animal por su piel apetecida en el mercado de la moda. En todo caso el ocelote se encontraba en peligro de extinción durante dos décadas, desde los años setentas, hasta finales de los ochentas y tuvo un período en el cual se efectuaron estrictas regulaciones que lograron aumentar su población, sin embargo esta no es suficiente, porque si bien el ocelote se ha extendido en territorio, la densidad de su población sigue siendo insuficiente y la caza del animal no ha cesado del todo. Se puede notar también que al sur del continente el territorio de los ocelotes se ha extendido hasta la parte nórdica de Argentina, Chile y Uruguay, favorecidos con llanuras extensas de vegetación baja pero propicia para que viva este felino. En estos lugares no tiene árboles en los cuales dormir, así que tiene que hacerse una madriguera que puede consistir en ramas y hojas secas acumuladas y dentro de las cuales se entierra, pero la mayor parte del tiempo prefiere buscar rocas grandes que den sombra para evitar que el sol calcinante los acalore, también su modo de cazar cambia, pues ya no tiene terrenos altos desde los cuales saltar para su emboscada sino que acechará a su presa durante un tiempo antes de perseguirla y atraparla. Sin embargo también habita en zonas selváticas abundantes de Ecuador, Colombia, Perú, Venezuela, Bolivia y Brasil que posee extensas áreas de bosque húmedo y es allí donde existe una mayor densidad de ocelotes viviendo en territorios solitarios o máximo en parejas, con las cuales se puede comunicar mediante maullidos y cazar en las noches en una situación cooperativa abarcando terrenos de hasta 14 kilómetros a la redonda.

Crédito de la imagen Imagen de Ocelote

Categoría: Ocelote

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*