Ocelote.org

Informaciones sobre el ocelote

Ocelote.org - Informaciones sobre el ocelote

El Ocelote

El ocelote o Leopardus pardalis, según su nombre científico, es un animal de la familia de los felinos que tiene la piel manchada y con un tamaño mediano a pequeño en comparación con otros grandes felinos como el tigre, el león o el leopardo. En algunas áreas se le llama de diferentes maneras, por ejemplo se lo conoce como manigordo en Costa Rica, cunaguaro en Venezuela, jaguatirica en Brasil, yaguareté en Paraguay y Argentina, y también como tigrillo en Colombia, Ecuador y Perú, sin embargo esta última denominación tiende a ser la misma para otro felino de la misma familia llamado Leopardus Tigrinus que se diferencian especialmente en las manchas de su cuerpo las cuales en el Leopardus pardalis son negras con un centro ocre, mientras que el Leopardus Tigrinus tiene manchas únicamente de color negro. Y si quieres saber cuánto vive el ocelote, la respuesta es: un promedio de 20 años.

Ocelote

El tamaño del ocelote puede variar entre los setenta centímetros hasta el metro de longitud de su cuerpo y añadiendo a la cola unos 25 a 40 centímetros más para dar un total de 95 a un metro y medio desde la nariz hasta la punta de la cola como un promedio estimado. Por esto el ocelote tiene un tamaño mucho menor que los felinos más grandes y por supuesto, es más grande que los gatos silvestres, cuyo tamaño es menor. Su peso también oscila entre los diez y quince kilos en los ocelotes adultos. Se puede notar que su cola es un poco más corta en proporción con su cuerpo si los comparamos con otros felinos que la utilizan para mantener el equilibrio durante su movimiento, pero el ocelote por su pequeño tamaño, no necesita de una cola excesivamente larga, además se lo puede reconocer por que su cola no tiene un pelaje denso como el resto de su cuerpo que tienes un sedoso pelo. Su color es ocre pasando por dorado y marrón claro, pero lo que caracteriza de vista al ocelote son sus manchas en la piel que a pesar de que no cumplen un patrón específico, llegan a cubrir uniformemente todo su cuerpo con formas ovaladas casi del mismo tamaño para todo el pelaje y con un color negro más una mancha en el centro de un color apenas más oscuro que su pelo de fondo, pero si el animal llega a voltear sobre su lomo, podríamos ver manchas más pequeñas con colores blanco y negro cubriendo todo el vientre. Su pelo es corto y bastante sedoso al tacto.

La cabeza por otro lado es más pequeña en relación a su cuerpo que le proporciona una buena movilidad con músculos fuertes y una cabeza liviana para poder maniobrar por donde quiera. La mayor parte del tiempo durante las horas del día, el ocelote pasa recostado sobre las ramas de los árboles que le sirven de cama para dormir y reposar. Sin embargo por las noches es más activo y podría pasar toda la noche acechando a sus presas y paseando por el suelo y los árboles puesto que estos felinos son excelentes trepadores incluso llegando a atacar desde las alturas para causar un asalto sorpresivo. Los patrones de color de su pelo cambian cuando llega a la cabeza, debido a  que dejan de ser manchas con centro de color para ser simplemente negras con un menor tamaño y que llegan en puntos hasta la nariz del animal con dos líneas negras que recorren ambos lados de la frente y bajan hasta rodear el hocico. Este patrón identifica a los ocelotes unos de otros como si fueran las huellas digitales de los seres humanos. Asimismo los ojos del ocelote son únicos y bajo la adecuada luz, podemos observar un color dorado miel que se asemeja mucho al color de su pelaje, las pupilas de forma alargada que caracterizan a todos los felinos les facilita una visión nocturna que les servirá en la mayor parte del tiempo porque como se ha mencionado este es un animal en gran parte nocturno.

Las patas del ocelote son cortas en comparación con su cuerpo y se puede notar un ancho mayor en las patas delanteras que en las traseras y como el resto de los felinos tiene unas uñas retráctiles en cada garra para que le permitan caminar en el suelo con gracia pero también poder sacarlas para poder trepar para llegar a su destino o para que le funcionen como unas efectivas armas contra sus enemigos y presas, las cuales constituyen otros animales ya que este animal es un carnívoro y necesita de las proteínas de las carnes para que su metabolismo funcione correctamente.

Crédito de la imagen Ocelote